Entradas de blog

Cómo hacer Unidades Didácticas Globalizadas a través del Juego Dramático

En el siguiente vídeo explicamos un modo de realizar una unidad didáctica en torno a una actividad de juego dramático.

La idea es partir del cuento de la unidad didáctica, el cual nos sirve para introducir el vocabulario de la unidad, además de acercar a los alumnos a la literatura. Pero además se convierte en un reto para toda el aula ya que debemos resolver todos los problemas relacionados con la puesta en escena tales como: elementos del escenario como fondos, disfraces y en definitiva todo el atrezo.

Pero desarrollar proyectos en una unidad didáctica requiere una ruptura en la forma de pensar en al menos los siguientes aspectos:

  1. Debemos centrar la metodología en el alumno. Este aspecto se viene diciendo hace muchísimo tiempo, pero no se lleva al aula de una forma definitiva. Y seguimos observando clases muy dirigidas, actividades homogéneas para alumnos heterogéneos en capacidades, gustos, necesidades… El día en el que el maestro se calle… descubrirá que en su clase ocurren cosas y que como esta observante puede evaluarlas y actuar pedagógicamente. Por tanto debemos diseñar escenarios didácticos altamente estimulantes y una vez diseñados dejar que sean los alumnos los que crucen el umbral. Evidentemente dirigidos por el maestro, moderando, ayudando, allanando el camino…
  2. Debemos cambiar la idea del teatro infantil. El teatro infantil no es una copia en miniatura del teatro adulto, sino que debe adaptarse a las características del desarrollo de esta etapa. Es un teatro en el que predominará la improvisación. Pero no una improvisación sin sentido, sino una que parte de una análisis de la historia, de sus elementos de acción, de los distintos escenarios donde se desarrolla, de las características de los personajes, tanto externas como internas. Por tanto previo al juego dramático no hay un esfuerzo de memorización sino un esfuerzo de descentralización del punto de vista, intentando imaginar y comprender el lugar, los hechos, los personajes y sus intenciones. Y tras este trabajo es cuando el alumno estará capacitado para expresar a través de su cuerpo las emociones y sentimientos, es decir, como entiende y expresa de forma personal esa historia.
  3. Trabajar por proyectos requiere hábito. No podemos pretender iniciar un proyecto y que todo salga a la perfección. No podemos esperar que un aula de educación infantil realice elaboraciones comparables a los adultos, ni siquiera comparables a otras etapas o niveles. No podemos comparar. Podemos comparar a esos alumnos con ellos mismos, y observaremos que cada proyecto lo hacen mejor. Que mejoran con la práctica, que mejoran conforme se adaptan a la metodología. A ojos inexpertos puede parecer que los proyectos realizados en esta etapa son cutres, en ocasiones nos vemos en la obligación de ayudarles para darles mejor ejecución a los materiales realizados. ¡Error! si haces esto la huella que quedará es la tuya y no podrás compararlas con sus trabajos en el futuro. Por eso, hay que aceptar que las cosas no salgan como imaginamos, centremos las actividades en los alumnos y no en nosotros y sobre todo, no compares con nada externo, recuerda que hasta el ingeniero más brillante del mundo, tendría sus dificultades en sus proyectos de infantil. Diseña andamios, programa ayudas, observa, evalúa, tiende puentes donde sea necesario, pero deja que sean ellos los que tomen la responsabilidad.

Y sin más os dejo el vídeo donde se explica como diseñar unidades didácticas usando actividades dramáticas, esperamos que te guste y te sea de utilidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by